Por decreto número 330/2017, todos los tercer miércoles del mes de octubre Argentina se conmemora el «Día Nacional de Lucha contra la Obesidad» con el objetivo de sensibilizar a la población sobre la problemática de esta enfermedad.

Obesidad en Telemedicina:

Uso de Tecnologías Disruptivas en su Tratamiento

La Obesidad es una enfermedad:

  • Visible
  • Incomprendida
  • Inaudible
  • Con tratamiento arbitrario

Definir La Obesidad, en forma escueta es: “…..aumento de la grasa corporal mas allá de los estándares considerados normales…..” esta  descripción,  solo toma un aspecto consensuado y medible de  la obesidad y no todo lo que significa ser obeso.

Las consecuencias de la Obesidad, tienen una  repercusión corporal global con mayor predisposición a desarrollar  otras enfermedades:

  • Enfermedad vascular cardiaca y cerebral, (Infarto y ACV).
  • Aterosclerosis por descontrol de los niveles de colesterol y triglicéridos.
  • Alteración del azúcar en sangre, Diabetes y sus consecuencias.
  • Hipertensión Arterial.
  • Varices y mayor predisposición a la trombosis.
  • Trastornos del sueño. Apnea Obstructiva del sueño.
  • Depresión, ansiedad u otros trastornos del Humor
  • Mayor predisposición a lesiones articulares y musculares.
  • Hígado graso no alcohólico.
  • Predisposición a cierto tipo de cáncer (colon, mama) entre otros.
  • La lista puede seguir……….

La Obesidad es visible, porque se ha convertido en una PANDEMIA Metabólica, esto quiere decir que muchas personas en el mundo la padecen y las conductas propuestas para su tratamiento no están siendo efectivas a pesar de los llamados de atención de las organizaciones y los gobiernos. Preocupación fundada en que es mayor el gasto en salud  en las personas con sobrepeso y la “discapacidad funcional”, que ocasiona determina perdida de horas de trabajo.

La  deficiencia en la calidad de vida,  comienza con pocos kilos/grasa aumentados.

A pesar de las estrategias implementadas,  año tras año hay  más Personas Obesas.

La Obesidad es Incomprendida: la persona Obesa es incomprendida, por si misma y por el entorno. La disfunción y la comparación con los estándares sociales de cuerpo, así como la cultura de la responsabilidad propia en el limite a la ingesta, junto a los tratamientos múltiples e infructuosos dejan a las personas obesas en un eterno y repetitivo fracaso con un horizonte inalcanzable, que a menudo se traduce en un peregrinar solitario entre consultas y tratamientos, a veces con una depresión encubierta, siendo la ingesta, fundamentalmente de harinas y dulces,  la satisfacción inmediata a la que se acude repetitivamente.

 

La Obesidad es inaudible: La problemática de la persona obesa, es muchas veces desacreditada por su  propio entorno ante la infinidad de propuestas frustradas en su resolución.

También es inaudible por la misma persona obesa, que ya comienza a contentarse con “bajar unos kilitos” y perder la confianza en su potencialidad para recuperar el cuerpo real y dejar el cuerpo engordado.

Es inaudible porque  la necesidad de cambio en la oferta de los distintos tipos de productos NO ES ESCUCHADA. Los productos industrializados, de consumo masivo, son generalmente productos ULTRAPROCESADOS, (PUP), con aditivos, conservantes, colorantes espesante  y realzadores del sabor y de la textura,  transformando  los alimentos genuinos en  comestibles de diseño. La Industria de la alimentación, es un negocio como cualquier otro, cuyo objetivo es pecuniario, situación más que comprensible, sin embargo la distorsión entre Comestible y/o  Alimento, no está totalmente establecida para la Industria, ni para los organismos de control de calidad, ni para las legislaciones y menos aun para los pacientes. Un ejemplo clásico: algunos tipos de panes tienen 20 componentes en su fabricación, cuando los componentes básicos son; harina, sal, levadura agua y horneado, dejando la discusión si el pan así implementado es conveniente o no, la pregunta que surge es ¿qué pasa con los otros 16 o más componentes? ¿Cómo influyen en mi cuerpo? ¿Qué señalizaciones producen? ¿Qué respuestas produce el organismo? ¿Tienen implicancia en mi hambre y en mi NO saciedad?

La Obesidad es inaudible por las propias personas con obesidad, que se creen totalmente responsables de su situación, cuando son en realidad víctimas de un sistema y entorno sordo o distraído, que a menudo les coarta o desdibuja la salida. La Responsabilidad debería ser compartida, cada cual debe poner su parte, equidad difícil de lograr entre la persona obesa y el ambiente generador de una propuesta alimentaria obesigena.

La  enfermedad Obesidad tiene un tratamiento arbitrario:      la mayor parte de las veces basado en la reducción de la ingesta calórica y no en la calidad de la composición de los alimentos y menos aun en la contención del paciente y en la  información adecuada y entendible sobre la diferencia entre alimento y comestible.

Las múltiples Dietas, apuntan a un objetivo cercano, “bajar tantos kilos”, que una vez logrados, en forma parcial o total, se vuelven a recuperar en un alto porcentaje de casos. Se apunta a un tratamiento solamente conductista, minimizando, en general,  el conocimiento ya adquirido en el derrotero de obeso y la inteligencia del paciente para establecer un tratamiento colaborativo que deje de lado UNA DIETA, o la utilice transitoriamente, apuntando a un fin más coherente, tal vez un poco más lejano, que consiste en cambiar y adoptar una forma de comer alimentos genuinos en forma adecuada  y no PUP en forma des-adecuada.

En nuestra experiencia, hemos diseñado grupos de descenso desde hace más 20 años, la dinámica de los mismos fue cambiando a medida que los conocimientos de Obesidad fueron aclarando conceptos, pero en líneas generales implementamos el siguiente programa:

  • La valoración ponderal inicial y del estado físico del paciente.
  • Un plan alimentario adecuado a la edad y situación propia de cada individuo.
  • La Actividad Física Adaptada a las capacidades existentes.
  • La Terapia cognitiva conductual.

Hemos apoyado:

  • La Psico-educación, para intentar modificar patrones de pensamiento en nuestra relación con la ingesta y sus resultados.
  • El aprendizaje de la lectura del etiquetado nutricional en los alimentos, no solamente para comprender la cantidad de calorías, hidratos de carbono, proteínas y grasas sino también para interiorizarnos en el agregado de sustancias aditivas y sus potenciales consecuencias o en la precedencia del producto a ingerir.
  • El análisis del Neuromarketing en relación a la alimentación.

 

Nuestra propuesta de tratamiento para la Enfermedad Obesidad, siempre fue realizada en la modalidad presencial como pilar fundamental para lograr  el Objetivo en el descenso de Peso, pero debido a la actual situación extraordinaria existente, la Pandemia de Coronavirus, nos vimos obligados a utilizar los recursos de la telemedicina para continuar con nuestro programa.

La tecnología de redes y comunicación virtual, acerco  por necesidad, la contención del paciente por estos medios, con resultados muy positivos, optimizándose  el tiempo personal y grupal:

  • Se prescinde del tiempo de traslado en viajes, dejando mayor disponibilidad horaria a utilizar en el Objetivo.
  • Los Contactos por medio virtual, grupos de video comunicación, en distintos horarios, permitieron detectar un mayor presentismo global, mas adaptados a la arbitrariedad temporal del teletrabajo o la tele-escuela domiciliarios.
  • El coach nutricional, por las plataformas de los celulares, llevo a un seguimiento y un estimulo estrecho, con devoluciones y cambios de conductas rápidas.
  • La resolución de problemas, tuvieron mayor inmediatez.
  • Las comunicaciones de cambios en las dinámicas grupales o la introducción de nuevas consignas, pudo llegar a todos los pacientes.

 

Si bien, esta modalidad de atención a distancia, existe en el mundo y en nuestro país desde hace algún tiempo aun no estaba totalmente aceptada, ni por los pacientes, ni por muchos profesionales y/o autoridades.

La experiencia obtenida en los últimos 6 meses por  nuestro Grupo de Descenso, nos mostro la efectividad de introducir este  modelo disruptivo en el tratamiento de la Obesidad a distancia.

La estadística privada que hemos realizado, a pequeña escala, entre el comienzo del aislamiento y la actualidad son más que satisfactorias, como estudio piloto, comparándola, con la de la población general,  que en promedio aumento su peso, tanto los de peso normal como los ya “engordados”.

Hemos tenido en seguimiento a través de redes a un grupo de 45 personas, logrando:

  • Un descenso de peso efectivo (promedio 5,88) en el 71 % de las personas
  • Una estabilización del peso, no aumentaron, en el 6% de las personas
  • Aumentaron su peso, (promedio 2,3 kg) el 22% de las personas.

Grafico 1: Porcentaje de  descenso, aumento o estabilidad en el peso del Grupo podemos, en aislamiento social desde 13 marzo-al 13 de Octubre, Utilizando tecnología disruptiva  en la comunicación.

Los  resultados obtenidos, alientan el uso  de tecnología disrruptiva para el acompañamiento en el logro del objetivo de descenso de peso, el coaching nutricional, la actividad física adaptada, guiada, on-line realizada en el domicilio, los minigrupos de apoyo, la concientización y la instrucción continua sobre la elección de comida real así como el seguimiento permanente del tratamiento, aportaron el asesoramiento, la  corrección y la contención necesaria y efectiva.

En la encuesta de la Sociedad Argentina de Nutrición, donde participaron 5500 adultos de todo el país, entre 18-70 años,  se verifico que la mas mitad de los encuestados habían aumentado de peso (56,9%), en decir 6 de cada 10 argentinos, producto del estrés del  sedentarismo obligado, del cambio de la dinámica en la familia, del teletrabajo, del acompañamiento escolar a los menores, de una incertidumbre y  futuro no claro, de los duelos por las perdidas.

El 78,5 % aumento entre 1-3 kg, durante los 2 primeros meses y 2 de cada 10 argentinos aumento de 3-5 kg.

Estos datos concuerdan con estadísticas realizadas en otros países.

En periodos de estrés o cambio, unirse en grupos que compartan los objetivos, permite no desviarse tanto en el logro de los mismos.

Adaptar el tratamiento grupal de la obesidad, con técnicas disruptivas, ha demostrado en nuestra pequeña experiencia, resultados favorables.

El llamado Human Augmentation (el perfeccionamiento humano físico y cognitivo), bien entendido, NO comienza por implante de chips, sino por “devolverle al cuerpo lo que es del cuerpo” y la grasa, tejido lipidico en exceso NO ES DEL CUERPO SALUDABLE, hay que devolverle al cuerpo su composición adecuada para su máximo rendimiento, contextualizando en edad, raza, actividad y cultura, el tipo de tratamiento.

Restaurar y llegar a NUESTRO CUERPO SALUDABLE, con métodos naturales, comida real y evaluación del entorno de pertenencia con sus beneficios, pre-juicios y perjuicios, implica una observación y reeducación constante del paciente, que dada las condiciones actuales, es difícil realizarla totalmente en forma presencial, por lo tanto implementar la utilización de tecnología disruptiva para  lograr este objetivo, mediante, la evaluación, la información, la comunicación y el contacto audio-visual  frecuente que la telemedicina permite, la transforman en una herramienta sumamente útil y efectiva  para intentar   mejorar el cuerpo y la cognición.

“Adelgazar es más que perder peso”.

 

Dra. Lago Noemí E.
MN: 69474 | MP: 2989

Comunicaciones realizadas en Abril 2020
Hechos claves sobre Obesidad

  • La obesidad mundial casi se ha triplicado desde 1975.
  • En 2016, más de 1.900 millones de adultos, mayores de 18 años, tenían sobrepeso. De estos, más de 650 millones eran obesos.
  • El 39% de los adultos mayores de 18 años tenían sobrepeso en 2016 y el 13% eran obesos.
  • La mayor parte de la población mundial vive en países donde el sobrepeso y la obesidad matan a más personas que el bajo peso.
  • 38 millones de niños menores de 5 años tenían sobrepeso u obesidad en 2019.
  • Más de 340 millones de niños y adolescentes de 5 a 19 años tenían sobrepeso u obesidad en 2016.
  • La obesidad se puede prevenir.

Referencias:

  • https://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/obesity-and-overweight.
  • Lancet, vol 390: 10113, (P2627-2642) 16 diciembre de 2017. Tendencias mundiales  en IMC, peso insuficiente, sobrepeso y obesidad desde 1975 a 2016.
  • Alimentación Paleolítica en el Siglo XXI – Julio C. Montero
  • Obesos y Famélicos – Raj Patel
  • Enfoques socioculturales de la alimentación – Laura R. Piaggio – Andrea M Solans.

Dra. Lago Noemí E.

  • Medica – Diploma de Honor en Medicina-1984
  • Especialista en cardiología –UBA – 1991
  • Carrera Docente en Ciencias de la Salud: Docente Universitario Autorizado -2008
  • Directora Médica de la Sala Asistencial de la Sociedad de Fomento “Villa Spinola” Lanús Bs.As. desde 1995 hasta la fecha.
  • Creadora y Coordinadora del “Grupo Podemos” en el tratamiento de la Obesidad y otros Factores de riesgo cardiovascular. – 2008 hasta la fecha.
  • Directora Asociada del Grupo D.A:M:O:S: en el tratamiento de la Obesidad Mórbida y el Síndrome Metabólico. – desde año 2009 – 2013
  • Jefa de la Unidad de Consulta e Internación en Terapia Celular. (medicina Regenerativa). Hospital de “Presidente Perón”.- Avellaneda Pcia. Bs.As. –Año 2012/2018.
  • Curso de post-Grado Universitario de Obesidad. Modalidad Virtual. Mayo a diciembre 2009. Carga horaria 300 hs. Evaluación final aprobada. Fundacion Favaloro. Director de Curso Monica Katz.
  • Miembro Titular de la SAC – Ex-directora del Consejo de Epidemiologia y Prevención Cardiovascular.
  • Cursos Múltiples de Obesidad: AMCIEM, SAOTA, Coach en Salud y Medicina del estrés.
  • Coordinadora de tele-medicina aplicada al tratamiento de la obesidad en Cardiopatogania.
Abrir chat
1
¡Hola! ¿Cómo podemos ayudarte?