Coronavirus: Preguntas frecuentes de pacientes cardiovasculares.

#QuedateEnCasa

 

Coronavirus: Respondemos aquí las preguntas más frecuentes de pacientes cardiovasculares respecto al COVID-19.

La situación de alerta sanitaria surgida por la expansión del coronavirus COVID-19 ha generado muchas preguntas entre los pacientes cardiovasculares. Nuestra intención es resolver la mayor cantidades de dudas posibles para la tranquilidad de la población en general y nuestros pacientes.

¿Tienen más probabilidades de contraer el COVID-19 quienes padecen una enfermedad cardiovascular?

No. Las probabilidades de contagiarse son similares a las del resto de la población. Por eso las medidas de precaución son las mismas que para quienes no padecen ninguna enfermedad cardiovascular: el aislamiento social, evitando el contacto con otras personas quedándose en casa, y medidas de higiene que incluyan lavado frecuente de manos.

¿Qué ocurre si un paciente cardiovascular se ve afectado por el COVID-19?

Si presenta un cuadro respiratorio por el COVID-19, puede tener alguna complicación mayor.

Su internación suele tener mayores complicaciones y una estadía más prolongada. Por eso se los considera pacientes de riesgo.

¿Hay que suspender el tratamiento con fármacos indicados para la insuficiencia cardiaca, la hipertensión u otras patologías cardiovasculares?

NUNCA debe suspender el tratamiento habitual . No hay evidencias de que esos tratamientos puedan ser perjudiciales. Las recomendaciones generales son que todos los medicamentos que estén pautados por cardiopatía deben seguir administrándose como lo realiza habitualmente. Lo perjudicial sería dejar de tomarlos, ya que dejarían de ayudar a estabilizar la cardiopatía que se esté tratando.

¿Hay medicamentos para la presión que fueron contraindicados por tener mayor riesgo de infección?

Se están realizando estudios científicos para valorar la posibilidad que ciertos medicamentos relacionados, sean potencialmente perjudiciales. En nuestro medio, ellos con la familia de los ARA2 (Losartan, Valsartan, Candesartan) y la familia de los IECA (Enalapril y Perindopril). Hasta el momento (28.03.2020) son solo hipótesis.

No hay suficiente evidencia científica para que estos medicamentos deban ser suspendidos.

Tanto los IECAs (los fármacos que acaban en «pril») como los ARA2 (que acaban en «sartán») no deben ser suspendidos por esta causa. Al contrario, bajo estas circunstancias los hipertensos deben estar bien controlados con una tensión arterial en torno a un máximo de 135/85 mmHg.

Con respecto a algunos antiinflamatorios como ibuprofeno, la posición de los expertos es similar: no hay evidencia científica de que estos fármacos depriman el sistema inmune agravando la infección por COVI19. De todas formas, la fiebre, si aparece, conviene tratarla cuando supera los 38ºC, siendo mejor usar  paracetamol en dosis bajas que otro antitérmicos. Nuestro consejo es que la fiebre en estas circunstancias es mejor bajarla por procedimientos físicos, (inmersión en bañera con agua templada, y bolsas frías en la frente, brazos y muslos).

Si se es portador de una prótesis valvular, ¿qué medidas hay que seguir?

Los pacientes con prótesis valvulares deben ser muy cuidadosos ante el riesgo de cualquier infección, pero no hay constancia de que el COVID-19 afecte particularmente a las válvulas, por lo que no debería haber relación.

¿Si es una persona anticoagulada que toma Sintron (Acenocumarol), debe suspender los controles?

En el caso del control del sintrom, debe de realizarse el control. Ya que el sintrom puede ser una medicación peligrosa si no se controla el nivel de anticoagulación. Otra posibilidad es la de preguntarle a su médico la posibilidad de utilizar los nuevos anticoagulantes en su caso, porque estos fármacos necesitan menos controles y son más seguros en cuanto a las hemorragias. Aunque suelen estar menos disponibles en la región patagónica y son significativamente mas caros y no se pueden utilizar en caso de prótesis valvular.

¿Si tuvo un infarto es una persona de riesgo? ¿Debe realizar los controles de rutina?

El riesgo de contagio es igual para todos. Existe unas poblaciones que pueden tener más riesgo de sufrir complicaciones como neumonías o problemas respiratorios más importantes si se contagian del coronavirus, como son los pacientes que presentan enfermedades cardiovasculares. El haber tenido un infarto previamente con independencia del número de stent nos hace estar dentro de este grupo. De ahí de tomar todas las medidas que recomiendan las autoridades sanitarias (lavado de manos, no salir a calle…).

No debe realizar los controles de rutina hasta que finalice el distanciamiento social (cuarentena). Si presenta dolor precordial de mayor intensidad, duración o con actividades mínimas o falta de aire, consulta a su cardiólogo inmediatamente.

Teniendo problemas cardiovasculares, su cardiólogo le indicó actividad física cotidiana ¿Puedo salir a caminar? ¿Me ampara la ley?

Respecto a la actividad fisica dentro del plan de rehabilitación, estamos viviendo una situación excepcional, es cierto que debe hacer actividad física pero ahora mismo es mucho más prioritario mantenernos en casa para no contagiarnos, aún más los pacientes que han tenido algún problema de corazón ya que tienen más riesgo de sufrir complicaciones respiratorias si son contagiados.

¿Qué ocurre si tenemos una urgencia cardiovascular?

Los pacientes que tienen enfermedades de base como insuficiencia cardiaca deben seguir tratándose. Se debe evitar acudir a los centros hospitalarios en caso de que no sea necesario, pero si el paciente que tiene una cardiopatía necesita una visita médica o una visita a Urgencias en casos en los que los síntomas de su cardiopatía estén presentes, deben acudir.

Si un paciente cardiovascular convive con una persona que debe salir a trabajar y tener contacto social aunque vaya protegida, ¿hay alguna recomendación especial?

En estos casos se recomienda que la persona que tiene que salir a la calle extreme las medidas de higiene como cambiarse de ropa , lavarse cuidadosamente las manos y sacarse el calzado en cuanto llegue a casa procurando reducir así las posibilidades de contagio.

¿Qué ocurre con las consultas y pruebas diagnósticas programadas?

Se han cancelado la mayoría de las pruebas programadas para minimizar los desplazamientos de los pacientes y evitar que estén con contacto social.

Pero en los casos en los que la patología que se presente necesite una visita que no pueda ser aplazada, se mantendrán las consultas.

La consulta virtual se solidifica como herramienta de contacto. Estamos pendiente de todas sus consultas por todos nuestros canales (Facebook Messenger, WhatsApp, llamada telefónica). Solo debe ingresar a nuestro sector de Contacto, dejar sus datos para que nos contactemos a la brevedad .

Abrir chat
1
¡Hola! ¿Cómo podemos ayudarte?